... La puerta olvidada ...






Aquella vez me dieron la opción, o por lo menos la tuve en mis manos. Honestamente se me había olvidado que yo tomé esa decisión, la decisión de seguir estudiando esta carrera.
Hubiera decidido no seguir estudiando y partir a mi camino real, pero cuando tomé esta decisión...lo hice yo, como persona, como Manuel Rivero.

El error estuvo en que pensé que iba a ser fácil y no no ha sido nada fácil, porque la monotonía me carga, porque corro peligro de internarme en un sistema que tal vez no me deje ir, que quiera borrar mis sueños y mis metas.
Se me había pasado por alto, de que lo que estoy viviendo lo hice porque quise, este camino, el plutoniano...elegí morir en "un sistema", y tengo que vivirla hasta que termine y pueda renacer, rejuvenecer nuevamente.

Un amigo me dijo que me había tocado ser mi psicólogo, el paciente, el hijo, el estudiante, uno de los estandartes de mi familia. Jamás había caído en algo así, nunca vi esa perspectiva. Más que autocompadecimiento, me da valor, me dice que de algun manera mi espíritu no se rinde y es una de las razones porque estoy seguro de que mi paso por la universidad, esta inercia del día día, un tumor más del mercado y el dinero, voy a llegar a la meta.

y más que eso, conocí amigos, gente importante, el amor por una mujer y mi capacidad intelectual.

No niego, que en este camino, miedo tengo...miedo de olvidarme de lo que quiero lograr, miedo a estancarme, miedo a que se me pasen los años y sea demasiado viejo y todo esto que estoy relatando ahora, no sea más que una amragura en el futuro.
Pero no me puedo rendir, tengo que salir adelante...

"Fue mi decisión", a partir de ahora, me la grabo con fuego en el pecho...


buenas noches


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tú puedes (:

ManU dijo...

si, espero tener la fuerza suficiente...

y la voluntad infinita ajjaja xD