... Tu day ...







Estoy inamovible, indescriptible...los pensamientos y las palabras se vuelcan acada día, con el soplo de cada jirón de viento.

La ausencia marcó el destino fatídico de estas semanas, porque llegué a ser fantasma. Es probable que siga en ese estado etéreo porque simplemente la revolución de la cibernética se fué de mi casa.

Hay hartas cosas que escribir, mucho que pensar, demasiado que plasmar.

hoy no puedo ser humano porque me están moviendo el piso, y si no soy humano, no puedo ser parte de una matrix desierta y anónima que me está esperando.


No estoy acostumbrado a escribir en cuadernos, porque mi letra es tan ilegible como mi mente.


volveré!

1 comentario:

Tristan S. dijo...

No hay nada como el romanticismo de escribir en papel, con lápiz, de tu puño y letra. Hay personas como yo que encuentran la satisfacción en esas pequeñas cosas cuando el mundo se torna... [inserte el adjetivo que más le agrade para describir una situación displacentera]