... uuufff ...






Ese día me levanté medio amargo. No pude dormir más y me fuí al templo, caminé un rato pensando, siempre pensando...creo que es una de las cosas que siempre me cuesta dejar de lado. Saqué luca de la caja que tengo para juntar monedas de $10 ( obviamente habían 2 monedas de 500 ), porque tenía ganas de dar a la gente que le hiciera falta en el camino y, mientras lo hacía, descubrí de que en verdad era como dar una parte tuya al otro, una especie de comercio en que ambas partes ganan. Otra cosa que aprendí era la vida que había, y lo solitario que sería este mundo sin personas...

Llegué al templo, siempre siento algo de alivio cuando entro o cuando hay alguna parte que para mí es especial...es en esos lugares en los que dejo de pensar y me dejo llevar por el silencio o por el entorno de aquellos oasis. Estuve como hora y media más menos allí y me fuí ya más tranquilo, al menos la cabeza ya no estaba girando tan rápidamente.

Así pasaron los días, ordené mi pieza...le ayudé en algo a mi vieja...me dediqué a viciarme en cierto juego, hice nada...pensé, salí al patio como todas las noches a fumar...

Hoy también fuí al templo...soy sincero y mi navidad no estuvo tan buena, no la pasé con mi familia completa y me remití al pasado...cuando era niño en San Felipe, en estas fechas jugaba todo el día y toda la tarde afuera, ideaba juegos y así... ya casi anocheciendo nos entrábamos a bañarnos, a pnernos ropa nueva y a esperar a que los papás llegaran...mis viejos de Santiago, mi tía viví cerca... y de vez en cuando algunos familiares de los que viven lejos llegaban a celebrar con nosotros.
Cenábamos, rezábamos algo y poníamos al niño jJesús en el pesebre...y después...bueno...era una kagada en la casa de mis awelos, lleno de papeles por todas partes y cajas y serpentinas y etc etc etc

Hoy fué más reflexión, aunque estaba con mi familia me sentía vacío, tenía sueño y si...también hubo espacio para tí...deseé mucho estar al lado tuyo, quería estar contigo...
Y pasó la misa, llegaron unos perros interrumpiéndola, unos niños jugando, miradas, abrazos, la paz del señor y calabaza...
nos fuimos de vuelta caminando, creo que nos hizo bien a los 4, a mi también...iba por la calle dando bendiciones mentales a todo el que pasaba y cuando se las dí a un perro nos siguió todo el camino hasta la puerta de mi casa y, con el dolor del alma tuve que hecharlo porque en mi hogar la ley del "donde caben 5 caben 6" no se puede hacer (somos 4, más mi perro) por distintas razones, principalmente monetarias.

y aquí estoy ahora, son las 4:12 am...
necesitaba aislarme un poco del resto, necesitaba deshacerme de los nudos que tenía, de respirar...de mirarme nuevamente...sentía que se me estaba viniendo encima la misma sensación que tuve cierto año cuando no sabía pa que mierda servía la vida...Creo que sí me ha servido, y aprendí otras cosas: es fácil estar solo en el lugar más seguro de la tierra y que, la maldita lucha interna que siempre hago y que siempre está presente está tocando luz...un poco quizá, pero creo que va en buen camino. Estoy aceptando también que lo que nace del corazón así sin más no tiene explicación y que por mucho que busque las fórmulas nunca las voy a hallar, es así y listo, son los pequeños misterios de la vida que la hacen más entretenida...aprendí de que tengo un pavor tremendo a salir dañado, pero quiero intentarlo una vez más...

y así...

paso a paso...




Feliz navidad, pase lo que pase...traten de no negar lo feliz.

2 comentarios:

Thamara Elizabeth dijo...

Pucha Manu... :/
Me da la sensación que andai terrible feliz por la vida pero es de pantalla y que te pasan cosas terriblemente endeken

Ojalá estes mejor de animo

Un abrazo

Providence LC dijo...

Por qué no te he visto? no tienes idea de lo mucho que te extraño loquito!

Te he necesitado un montón, tus palabras siempre me andan haciendo sentir bien...

te amo loquito!